Diez ideas para que tus hijos comiencen el curso haciendo un buen uso de la tecnología

Escuchamos la palabra ‘septiembre’ y ya, automáticamente, para todos los que tenemos hijos nos entran los sudores pensando en lo que supone, otro año más, la famosa vuelta al cole: los agotadores días de compras de uniformes, libros y material escolar, las noches forrando cuadernos, haciendo etiquetas y bordando sus nombres hasta en los calcetines… Pero todo eso nos parece incluso una tontería si lo comparamos con la idea de que tenemos que volver a las rutinas de la época escolar, es decir: adiós a la ‘barra libre’ de consola, de móvil y series online.

Y es que, que tire la primera piedra el que durante este verano no haya sido un poco ‘consentidor’ de pantallas para evitar los conflictos familiares y tener un buen ambiente durante las vacaciones. Y si se ha pasado de ese uso al abuso, volver a establecer límites es siempre complicado.

No obstante, salvo que haya algún caso que requiera de orientación profesional, la mayoría de los niños y adolescentes van a adaptarse perfectamente a los cambios tras la vuelta del verano. ¿La mejor forma de hacerlo? Sin duda, siempre será de forma progresiva y poniendo en colaboración en el proceso a los propios menores.

El uso seguro y responsable de las pantallas

¿Pero qué significa un buen uso de la tecnología?

El buen uso de la tecnología no solo se basa en las horas de pantalla o en tener perfil o no en redes sociales. El reto de educar a hijos digitales que han nacido en un entorno rodeado de tecnología nos lleva a dotarles de pensamiento y actitud crítica ante los contenidos de internet, de enseñarles a proteger su privacidad y seguridad, a conocer cómo configurar los dispositivos que utilizan, etc.

Decálogo para educar a hijos digitales

Por ello, os damos diez ideas que os van a ayudar a educar y acompañar a vuestros hijos en todo el proceso de alfabetización digital:

  1. Conoce y entiende a tus hijos y su entorno: Debéis evitar las añoranzas de vuestra infancia y juventud y educar a vuestros hijos según los niños y adolescentes que son, no como vosotros fuisteis o cómo os gustaría que fueran. Entender cómo ven su mundo y evitar el ‘tendrías’ o ‘deberías’ ser.
  2. Normaliza el uso de la tecnología en casa: No es cuestión de demonizar ni de tener miedo, sino de utilizar cada dispositivo con responsabilidad. Para ello, podéis establecer unas normas y límites claros y siempre adecuados a la edad del menor, estableciendo una rutina familiar y unos horarios tanto de sus actividades escolares como del uso de pantallas. El objetivo es que los niños, bajo nuestra cercana supervisión a edades más tempranas, consigan tener una autonomía digital para que llegue un momento en que ellos mismos puedan gestionar sus propios dispositivos y perfiles sociales sin vuestra supervisión.
  3. Educa en el uso responsable y seguro de la tecnología: La mediación parental o supervisión y acompañamiento de los menores en la red no se trata solo de establecer un tiempo de pantalla al día o de permitirles tener perfil en redes sociales. El buen uso de la tecnología engloba el aprendizaje de unas habilidades que van a necesitar en el mundo digital, así como la protección de su privacidad y seguridad en la red.
  4. Conoce el entorno digital para poder ser su referente: ¿Cómo utilizáis la tecnología en casa?, ¿habéis instalado herramientas antivirus en los terminales digitales para detectar posibles apps maliciosas?, ¿sabéis qué hacer ante un robo de identidad o una ciberestafa?, ¿conocéis qué apps y redes sociales usan vuestros hijos? Los padres debemos ser sus primeros referentes y para saber cómo educarles y guiarles en la sociedad digital en la que vivimos, podéis buscar la información y recursos que estén a vuestro alcance.
  5. Fomenta la conversación y el diálogo con tus hijos: Debemos compartir tiempo en familia, con y sin tecnología. Practicando la comunicación y escucha activa con vuestros hijos, preguntándoles sobre sus gustos o intereses sin prejuzgar y con empatía, y animándolos a hablar sobre cualquier problema al que se enfrenten, y así poder prevenir los riesgos que puedan sufrir en la red.
  6. Promueve otros tipos de ocio: Para evitar un uso abusivo de las pantallas, es importante estimular las actividades lúdicas que les permitan desconectar del móvil o la videoconsola, como practicar deporte, salir con amigos, realizar planes familiares, etc. Animadlos a tener una variedad de intereses y actividades para mantener un equilibrio saludable en su vida.
  7. Habla de los riesgos de la tecnología en casa: Sabemos que prohibir o censurar las pantallas no va a protegerles de todos los riesgos que puedan encontrar en el entorno digital. Tener información y fomentar una buena autoestima en vuestros hijos va a hacer que los contenidos inadecuados que puedan encontrar en la red les afecten en menor medida, ya que resulta totalmente imposible evitar que se expongan a ellos. Lo importante es que tengan las herramientas emocionales y personales para enfrentarse a ellos, y que nosotros estemos cerca para poder ayudarles.
  8. Fomenta una actitud crítica y reflexiva ante la tecnología: La cantidad de información, y en multitud de plataformas, a la que se ven expuestos los menores hace que sean más vulnerables ante los fraudes, las estafas o los bulos. Enseñarles a hacer un uso menos impulsivo de internet, a cuestionarse todo lo que leen o ven y a buscar fuentes fiables hará que disminuyan las posibilidades de sufrir estos ciberataques.
  9. Educa en el respeto digital: Enseñadles a ser respetuosos en el entorno digital lo mismo que lo son en su día a día, a tener empatía y a luchar contra el ciberacoso o la difamación de sus amigos o compañeros. Debéis estar alerta no solo a las señales que os indiquen que puede estar siendo acosado, sino también de si vuestro hijo o hija es el acosador.
  10. Enséñales a usar la tecnología de forma creativa: Tecnología no es solo Instagram, TikTok o Fortnite, por ello, podéis estimular a vuestros hijos para que usen internet más allá del uso recreativo, y así descubrir nuevas inquietudes y desarrollar un aprendizaje con las pantallas.

Educar no siempre es fácil, y menos en un entorno tan cambiante como el actual, pero si tratáis de estar informados y actualizados, junto con el diálogo abierto con vuestros hijos, lograréis no evitar, pero sí reducir muchos de los conflictos por el uso de la tecnología en casa.

Con motivo de la ‘Vuelta al Cole’, desde Movistar te invitamos a leer en familia el cuento ‘Cinco semanas y un día‘, de la autora Ana Punset, una historia que os hará reflexionar sobre las relaciones de amistad, el respeto por los animales y la importancia de hacer un uso responsable de la tecnología en nuestro día a día.

¡Descárgatelo gratis aquí!

RELACIONADOS