adiccion compras
  •  | 
  • SALUD 
  • 5 min

Cómo saber si tengo adicción a las compras

La Navidad está cada vez más cerca. Eso significa que es temporada de compras, algo que, para parte de la población, puede resultar en un problema y terminar derivando en una adicción.

Hoy vamos a hablar, precisamente, sobre la adicción a las compras: cuál es su origen, cuáles son sus características y cómo podemos tratarla. Vamos con ellos.

¿Qué es la adicción a las compras? ¿Es realmente una adicción?

También conocida como oniomanía o shoppingmanía, la adicción a las compras es un trastorno que provoca que la persona no controle sus impulsos a la hora de comprar y “compre por comprar” cosas materiales, aunque no las necesite. Se produce cuando ir a comprar deja de ser una actividad lúdica para convertirse en una necesidad.

Aunque no está reconocida en los manuales de psiquiatría como una adicción, la compra compulsiva comparte algunas características con ella:

  • Conducta impulsiva: compran de forma apresurada, poco reflexiva y de manera espontánea. 
  • Comportamiento compulsivo: mienten sobre los precios o sobre donde han estado, realizan compras a escondidas, esconden la mercancía para que no la vea la pareja o familiares, manipulan para conseguir ir a comprar, pueden robar y pedir préstamos.
  • Síndrome de abstinencia: se produce un bombardeo de pensamientos para que se realice la compra que se ha instalado obsesivamente en la cabeza, y si no la hacen, aparece la ansiedad.
  • Ilusión de control: se autoengañan con el razonamiento de que pueden parar cuando no necesiten comprar más.
  • Genera tolerancia,  por lo que cada vez necesitan comprar más y más para sentir calma.
  • Origina problemas: provoca el deterioro de las relaciones personales, sociales, laborales y la economía de la persona.
  • Ligada con otros trastornos psiquiátricos: como la depresión, la ansiedad, o el trastorno del control de impulsos.

Sin embargo, también tiene algunas características propias:

  • Tiempo de ocio “de tiendas” o en centros comerciales.
  • Acumulación de productos que nunca han usado y que no necesitan.
  • Vivencia de las emociones en una intensidad exponencial.
  • Dificultad a la hora de pararse a reflexionar sobre lo que les pasa, sobre cómo se sienten, y sobre qué decisión tomar.
  • Quejas y peticiones a sus allegados por su mermada economía.

¿Cómo se origina la adicción a las compras?

El origen de este trastorno está íntimamente relacionado con la dificultad para gestionar las emociones. La persona adicta a las compras tiene conflictos no abordados, que no se para a pensar y menos a resolver de manera efectiva, viendo su autoestima seriamente mermada. 

El comprador compulsivo intenta mejorar su autoestima y satisfacer necesidades emocionales. Así mismo, también usa las compras para afrontar situaciones de tristeza, ansiedad o depresión.

adicción compras
Foto de Sbartsmedia

Otras razones pueden ser un bajo nivel de autoestima o insatisfacción personal, o una pre-existencia de rasgos psicológicos específicos como ser caprichoso e impulsivo.

Por otro lado, nos encontramos con un ciclo claro en el comportamiento de los compradores compulsivos. Este consta de varios pasos y son, en este orden, los siguiente:

  • La persona experimenta emociones negativas promovidas por sus conflictos no abordados. 
  • Intenta aliviar esas emociones comprando cosas, consiguiendo una gratificación y excitación inmediata que aumenta su autoestima.
  • Posteriormente, devienen sentimientos de culpa, autorreproche y vergüenza al constatar que la mayoría de los artículos son inútiles y la autoestima regresa al punto anterior o a uno más bajo si cabe.
  • La angustia generada por todo esto la calma de la misma manera, comprando, con lo que el ciclo se repite y empeora.
  • Anticipación: los pensamientos y preocupaciones surgen en torno a un objeto, un producto concreto o sobre la propia acción de comprar.
  • Preparación: empiezan las decisiones sobre dónde comprar, el pago, el detalle del producto…

¿Cómo tratar la adicción a las compras?

Este trastorno, al igual que otros que afectan el control de impulsos, debe tratarse con ayuda psicológica. El uso de medicación solo es recomendable si hay signos muy potentes de ansiedad o depresión. No obstante, hay algunos consejos que pueden ser de utilidad.

Por ejemplo, es recomendable elaborar un presupuesto con límite de gasto semanal o mensual. También puedes realizar un registro de tus compras para que puedas identificar un patrón de comportamiento.

Acostúmbrate a realizar una lista de la compra e intenta ceñirte a ella y, en la medida de lo posible, deja las tarjetas en casa y sal con efectivo. Por otro lado, evita comprar cuando estés triste o ansioso.

Para finalizar, piensa en transferir parte de tu dinero a un plan de ahorros que no puedas tocar a tu gusto. Si sientes la necesidad de comprar, procura que no sea ropa, dispositivos electrónicos, u otros productos innecesarios. También es importante buscar alternativas para calmar el malestar, como llamar a un amigo, leer un libro o ver una serie.

Movistar Salud cuida de ti

Si crees que puedes estar sufriendo de adicción a las compras, lo mejor que puedes hacer es ponerte en manos de un verdadero especialista, como los que tenemos en Movistar Salud.

Cuida tu salud en cualquier momento y lugar gracias al mejor servicio de telemedicina, pensado para ti, para tu familia, sin esperas ni desplazamientos. Desde la app podrás acceder a un equipo de especialistas médicos como psicólogos, pediatras, dermatólogos, traumatólogos y un largo etcétera. No te lo pienses más y empieza a cuidarte.

Foto destacada por Voyagerix

Entérate de todas las novedades uniéndote a nuestro canal de Whatsapp

RELACIONADOS

Cómo enviar el DNI de forma segura

Quizá no hemos caído en la cuenta o no seamos conscientes de los riesgos que conlleva enviar el DNI o pasaporte escaneado o fotografiado. Y...

Historias de Telefónica: Hispasat

¿Sabías que Telefónica participó para el lanzamiento del satélite de comunicaciones Hispasat 1B?. Un lanzamiento que se realizó desde la Guayana Francesa. Telefónica envió a...