•  | 
  • SEGURIDAD 
  • 3 min

Juice jacking, el peligro de cargar móviles en puertos USB públicos

Si eres de las personas que suele ir con la batería justa y acaba utilizando los puntos de carga de USB en lugares como aeropuertos, cafeterías, bibliotecas o cualquier espacio público para cargar el móvil, es importante que sepas que puedes ser víctima de Juice jacking. A continuación, te contamos qué es y el peligro que esto puede suponer para tu móvil, Tablet o cualquier equipo con carga USB.

¿Qué es el Juice jacking?

juice jacking

El Juice jacking es un tipo de ciberataque mediante el cual, los hackers aprovechan las conexiones USB de lugares públicos y concurridos, para instalar softwares maliciosos, tipo malwares, o acceder a los datos de los dispositivos, sin consentimiento de sus propietarios.

La finalidad, como es habitual, es la de robar información como contraseñas, acceder a mails, imágenes, vídeos o cualquier dato sensible con el que luego puedan realizar la estafa, ya sea mediante el chantaje o accediendo a las tarjetas de pago, cuentas bancarias etc.

¿Cómo se realiza el ataque de Juice jacking?

Como sabrás, lo puertos USB, además de servir para cargar el smartphone u otros equipos, también son puertos que se utilizan para transferir datos, por ejemplo, cuando pasas las fotos de un móvil al ordenador, sincronizas la agenda, haces una copia de seguridad o transfieres otro tipo de datos a través de un cable USB.

Verás que en las conexiones USB hay por lo menos 4 pines, de los cuales dos, se utilizan para recargar la batería y los otros dos, para la transferencia de datos. Es ahí donde está la puerta de entrada a la privacidad de los dispositivos, por donde los ciberdelincuentes instalan los malwares.

Esos malwares están alojados en los puertos USB de los puntos de recarga de lugares públicos. Y al conectar tu móvil, en el momento de cargarlo, automáticamente se instala en el equipo. Desde ese momento, el hacker puede empezar a robarte, borrar, e incluso manipular la información.

También les será posible realizar video jacking, es decir, grabar todo lo que sucede en tu teléfono inteligente, cada acción que realices, foto, vídeo que veas, mail que abras, conversación que tengas… puede ser grabada.

Cómo protegerte

Para evitar ser víctima de un ataque de Juice jacking estos son algunos de los consejos que puedes seguir:

  • Procura salir de casa con batería suficiente.
  • Lleva una batería externa para poder cargar tu dispositivo directamente.
  • Evita cargar el móvil en lugares públicos y que no sean de confianza.
  • Si estás en alguno de estos espacios, mejor conecta el cable USB a tu adaptador y de ahí a la toma de corriente.
  • Al conectar el móvil, mediante cable USB, debería aparecerte una pantalla para conceder los permisos necesarios. Concede solo para la carga.
  • Utiliza bloqueadores USB, conocidos como preservativos USB o Juice-Jack Defender. Son adaptadores que se colocan entre el cable y el equipo y que actúan como escudo, estos permiten la carga y bloquean la transferencia de datos.

Esperamos que ahora que ya sabes que es el Juice jacking puedas protegerte mejor de estos ataques, así como de las redes WiFi públicas.

Si tienes sospechas de que puedes haber sido víctima de un ataque de este tipo, en el siguiente artículo te contamos cómo saber si han hackeado tu móvil, y también qué hacer en caso de haber sido víctima de un hackeo.

RELACIONADOS

Peligros de las redes WiFi públicas y cómo protegerse

Las zonas WiFi de cafeterías, centros comerciales, hoteles y aeropuertos son muy utilizadas por los internautas. Estos puntos de acceso se utilizan mucho al viajar, para compartir contenidos...