dolor garganta
  •  | 
  • SALUD 
  • 6 min

Dolor de garganta: ¿catarro, gripe, anginas o covid?

Con la llegada del frío, es posible que en algún momento experimentes dolor de garganta. Pero a pesar de ser una afección muy común, muchas veces no sabemos qué es lo que la está produciendo.

A continuación vamos a explicar a qué llamamos dolor de garganta, cuáles son sus causas, qué podemos hacer ante él y cómo podemos distinguir si se trata de catarro, gripe, anginas o covid.

¿A qué llamamos dolor de garganta?

Es complicado definirlo de forma concreta pero, simplificando mucho, podemos decir que el dolor de garganta es un dolor localizado en la zona anterior del cuello. Puede ir desde una simple molestia hasta un dolor intenso, y puede acompañarse de otros síntomas, como dolor al tragar o fiebre, que nos van a ser útiles para llegar a conocer la causa. 

A veces hablamos de faringitis (garganta irritada) o faringoamigdalitis (garganta y las amígdalas situadas al fondo de la boca irritadas) como sinónimo de dolor de garganta. Sin embargo, y de forma estricta, sólo podremos hablar de faringitis/faringoamigdalitis si existe inflamación. 

¿Debemos preocuparnos por tener dolor de garganta?

Aunque un porcentaje de casos de quien lo padece no llega a consultar al médico, el dolor de garganta es un motivo de consulta muy frecuente en las consultas médicas y, por tanto, una afección muy extendida.

En la gran mayoría de los casos, se debe a una infección vírica, en menos casos a una infección bacteriana, y luego hay otras muchas causas que son el mínimo porcentaje de casos. Es decir, suele tener una causa banal y, por ello, no nos debe preocupar. Pero, aunque no pone en peligro la vida, el dolor puede ser muy molesto e interferir en la calidad de vida y, generalmente, éste es el motivo de la consulta al médico. 

Causas del dolor de garganta

La causa más frecuente de dolor de garganta en adultos es la faringitis o faringoamigdalitis aguda de causa vírica, autolimitada, y normalmente en el contexto de una infección del tracto respiratorio superior (nariz y garganta). Numerosos virus pueden causar la infección, los más habituales son el rinovirus (virus del resfriado común), el virus de la gripe (influenza), los virus parainfluenza y el coronavirus 2019 (COVID-19). 

Por otro lado, la segunda causa en adultos (10-15%) es una causa bacteriana. En los niños, en cambio, hasta un 40% de las faringitis o faringoamigdalitis son de origen bacteriano, producidos por el estreptococo betahemolítico del grupo A (EBHA) o por otros estreptococos. 

dolor garganta
Foto de AndrewLozovyi

Generalmente, estas infecciones suelen coincidir con la llegada del buen tiempo. Esto propicia que muchas personas se confíen y empiecen a desprenderse de abrigos y chaquetas demasiado rápido. También son más frecuentes cuando la meteorología es muy variable y las temperaturas pueden cambiar en cuestión de días e incluso horas. 

Los síntomas de faringitis/faringoamigdalitis generalmente duran de 3 a 7 días, pero a menudo son peores durante los primeros días. El curso natural de la faringitis/faringoamigdalitis es similar en la mayoría de los pacientes, independientemente de si son de origen bacteriano o viral. 

¿Qué podemos hacer ante un dolor de garganta?

En la mayoría de los casos, la faringitis puede ser manejada por el propio paciente con un antiinflamatorio no esteroideo (AINE). El tratamiento con un AINE puede ofrecer un alivio rápido y duradero del dolor, sin necesidad de acudir al médico.

Si sólo hay dolor de garganta y, aunque pueda haber otros síntomas, pero el estado general de la persona es relativamente bueno, esta forma de actuar puede ser adecuada. 

Pero si el dolor de garganta es persistente a pesar de tomar el tratamiento o si empeora será necesario acudir al médico. Los especialistas realizarán una exploración de la garganta. Si es necesario, solicitarán la realización de alguna prueba complementaria para confirmar el diagnóstico. 

También pueden ser útiles las medidas caseras. Aunque no siempre están contrastadas en los estudios médicos. Por ejemplo, es beneficioso hacer gárgaras, beber líquidos tibios, o al menos no fríos y la ingesta de abundante líquido (ya sea agua, infusiones, caldos, leche caliente con miel,…). Tomar comprimidos de disolución bucal con el fin de suavizar la mucosa y minimizar el dolor al tragar, también ayuda.

Tratamiento con antibióticos

En el caso de sospecha o de confirmación de infección bacteriana, debe añadirse tratamiento con antibióticos. Los antibióticos, en ocasiones, los toman las personas con dolor de garganta de manera inapropiada. La indicación y la prescripción del antibiótico la realizará el médico que atiende al paciente. Si no puedes acudir físicamente a tu consulta médica, servicios como Movistar Salud pueden realizar una receta electrónica de manera telemática.

dolor de garganta
Foto de AlexRaths

Es importante remarcar que no todas las faringitis o faringoamigdalitis precisan la prescripción de un antibiótico. Si la causa es vírica el tratamiento es totalmente sintomático con la medicación antes mencionada. 

En algunos estudios médicos se ha informado que los esteroides pueden ser efectivos para aliviar el dolor en la faringitis aguda. Sin embargo, y aunque la acción antiinflamatoria de los esteroides podría ser eficaz para aliviar los síntomas causados ​​por la inflamación. Esto no debe ser una práctica común y sólo la debería indicar el médico que lleva al paciente. 

¿Cómo saber si se trata de un simple catarro, gripe, anginas o covid?

Como hemos dicho, la infección viral es una de las principales causas de dolor de garganta y explican la mayoría de los casos de faringitis o de faringoamigdalitis. Aunque numerosos virus, tanto respiratorios como de otro tipo, pueden causar faringitis, los virus más habituales en nuestro entorno son el virus del catarro común, el virus de la influenza o de la gripe y, en los últimos años, el coronavirus (COVID-19). 

Hemos de tener en cuenta la dificultad para el diagnóstico de la causa de la mayoría de los virus respiratorios dado que no los podemos cultivar en el laboratorio y así identificarlos. Por otra parte, los síntomas de unos virus pueden solaparse con los de otros virus y no poder averiguar con certeza qué virus está produciendo los síntomas. 

Un tercer aspecto es que, en general, tener un virus u otro no modifica el tratamiento que se le indica al paciente. En el caso del coronavirus, se han desarrollado numerosas pruebas específicas para su diagnóstico. 

Saber si el coronavirus es el responsable de los síntomas nos ayudará a cumplir las condiciones de aislamiento impuestas en cada momento para evitar la propagación de la infección. Sin embargo, estas recomendaciones también deberíamos cumplirlas para las otras infecciones víricas respiratorias. 

Cuídate con Movistar Salud

Como hemos mencionado anteriormente, si tu dolor de garganta persiste o empeora lo mejor que puedes hacer es ponerte en las manos de los mejores especialistas, algo más fácil que nunca gracias a Movistar Salud y su servicio de telemedicina.

Con Movistar Salud dispondrás de atención médica especializada durante las 24 horas del día y 7 días a la semana. Porque cuidar de ti y de los tuyos no tiene por qué ser complicado. 

Foto destacada por Aliced

RELACIONADOS

energía solar

Razones para instalar energía solar en tu hogar

Las energías renovables como la energía solar, forman cada vez más parte de las viviendas de los españoles. Sin embargo, todavía son muchos los...