cancer prostata
  • SALUD 
  • 5 min

Cáncer de próstata: síntomas, causas, prevención y tratamiento

El cáncer de próstata es el más frecuente entre los varones de la Unión Europea. Sin embargo, continúa siendo un gran desconocido para muchos pacientes.

Por eso mismo, y con motivo del Movember, movimiento que en noviembre busca concienciar sobre temas de salud masculina, hoy vamos a explicar en profundidad en qué consiste. Cuáles son sus síntomas y causas, así como qué formas existen de prevenirlo y qué tratamiento se suele aplicar.

¿Qué es un cáncer de próstata? ¿Cuál es su incidencia? 

La próstata es una glándula que puede dar lugar a diferentes procesos. Tanto de crecimiento benigno como inflamatorios y de crecimiento neoplásico o cáncer de próstata. A partir de los 50 años se recomienda la revisión urológica (a partir de los 40 si hay historia familiar de cáncer de próstata).

El cáncer de próstata supone en el momento actual la primera neoplasia en el varón occidental. Es la segunda causa de mortalidad oncológica en el hombre (por detrás del cáncer colorrectal) y sólo en España se diagnosticaron 35.746 casos en 2021. Suele presentarse a partir de los 50 años y rara vez lo hace en personas jóvenes. Su crecimiento es lento pero crónico, lo que hace que este cáncer no sea el más letal.

¿Qué síntomas tiene? ¿Cómo se detecta?

Los riesgos de no diagnosticar un cáncer prostático de forma precoz es que la enfermedad progrese y dé síntomas clínicos. Cuando estos se producen indican una invasión local o enfermedad avanzada, en cuyo caso, los tratamientos de intención curativa son muy limitados, y si la enfermedad se extiende a los ganglios y a los huesos (metástasis), los tratamientos en su mayoría ya son paliativos.

Actualmente por suerte, en el cáncer de próstata existe una mayor concienciación en los hombres para su revisión voluntaria a partir de los 50 años. Y en aquellos con antecedentes familiares de cáncer prostático se recomienda realizarla a partir de los 40 años. Esto ha hecho que este cáncer se diagnostique en el 70% de forma precoz y localizado y pueda tener un tratamiento adecuado con un 90% de posibilidades de curación.

Foto de MonkeyBusiness

El cáncer de próstata generalmente afecta a los hombres a partir de los 50 años y su incidencia aumenta con la edad, raramente se detecta en hombres más jóvenes.

También hay que enfatizar que existe una predisposición, que no es una predestinación, en pacientes con historia familiar de cáncer de próstata. En estos supuestos, recomendamos la revisión urológica a partir de los 40 años.

¿Qué causas tiene y cómo puedo prevenirlo?

El PSA sigue siendo el mejor marcador/predictor tumoral para el cáncer prostático. Su entredicho radica en que no todas las elevaciones del PSA son secundarias a la existencia de un carcinoma prostático, ya que grandes crecimientos hiperplásicos benignos y procesos inflamatorios o infecciosos pueden también elevarlo. 

Ante duda y fuerte sospecha de cáncer, en la actualidad se ha incorporado la resonancia magnética multiparamétrica que ha evitado biopsias innecesarias o ha permitido seleccionar mejor los pacientes para una biopsia (PYRADS).

Nuestro estilo de vida juega un papel fundamental a la hora de prevenirlo. Por ejemplo, recientemente se han publicado estudios en los que se relaciona el llamado síndrome metabólico (obesidad, resistencia a la insulina, dislipemia e hipertensión) con la aparición y progresión de enfermedades prostáticas.

En cuanto a la dieta, se ha relacionado con un mayor crecimiento prostático un elevado consumo de carnes rojas y grasas. Se trata, por tanto, de llevar una dieta equilibrada y saludable. 

Por otro lado, el consumo moderado de alcohol ha demostrado ser un factor protector frente a la hiperplasia benigna y el cáncer prostático. También es importante tener en cuenta que el ejercicio físico reduce el riesgo de aumento del volumen prostático y la aparición de síntomas miccionales.

¿Qué tratamientos se aplican?

Existe un abanico de posibilidades del tratamiento del cáncer de próstata localizado que va desde la cirugía en diferentes modalidades, es decir la vía abierta, la laparoscópica y la robótica. 

También está la radioterapia y la braquiterapia (administrar radiaciones ionizantes, desde el exterior o mediante semillas internas, según la técnica), la crioterapia (congelación de la próstata) y el HIFU (eliminación del tejido prostático con microondas), hasta la vigilancia activa en pacientes con cáncer de baja agresividad y/o edad avanzada con expectativas de vida limitadas.

Foto de Filistimlyanin

La elección de uno u otro dependerá de la edad y características del paciente, así como de la agresividad y el estadio del tumor. Por todo esto, es muy importante individualizar el tratamiento, de manera que cada paciente tenga su tratamiento óptimo que le aporte los mejores resultados.

Cuídate con Movistar Salud

Como hemos mencionado anteriormente, un diagnóstico temprano es crucial en la batalla contra el cáncer de próstata y en cualquier tipo de tumor. Por eso mismo, contar con un grupo de especialistas que te respalden en este tipo de situaciones es algo prioritario.

Con Movistar Salud dispondrás de atención médica especializada durante las 24 horas del día y 7 días a la semana gracias a su servicio de telemedicina. Cuidar de tu salud no es ningún juego y eso lo sabemos mejor que nadie. 

Foto destacada por Syda_Productions

RELACIONADOS

energía solar

Razones para instalar energía solar en tu hogar

Las energías renovables como la energía solar, forman cada vez más parte de las viviendas de los españoles. Sin embargo, todavía son muchos los...