drones 5G
  • 08/09/2022
  • 5G 
  • 6 min

¿Por qué el 5G será una revolución para los drones?

¿Alguna vez te has planteado cómo será la unión entre drones y 5G? Habitualmente cuando pensamos en una operación con drones tenemos la imagen de un piloto situado en línea de vista con el dron usando un mando radiofrecuencia para controlarlo. Esta comunicación entre mando de control y dron se realiza mediante un envío de datos directo vía radiofrecuencia. Es algo similar al WiFi que usa tu router de casa para “hablar” con tu móvil.

Este sistema tiene varias limitaciones. Algunas de ellas son la distancia a la que te puedes separar del dron o la cantidad de datos que se pueden recibir en tiempo real. Por ejemplo, las imágenes transmitidas por una cámara embarcada en el propio dron. Pues el 5G soluciona estos problemas y ¡ofrece mucho más! El futuro son los drones 5G.

Dentro de no mucho la imagen que tendremos a la hora de hablar de operaciones profesionales con drones será totalmente diferente. Será la de un piloto en una sala de control pilotando remotamente el dron, visualizando en una pantalla las imágenes de la cámara de pilotaje, así como localización, altitud, velocidad, etc. Además tendremos, al momento, la información del resto de cámaras y sensores que vayan embarcados en el dron 5G. Todos esos datos pueden ser visualizados o incluso tratados por una inteligencia artificial en tiempo real.

Agricultor con dron 5G
Agricultor pilotando un dron para revisar sus cultivos

Pilotar drones de forma remota es lo que se conoce como vuelos más allá de línea de vista: BVLOS

Pilotar drones de forma remota es lo que se conoce como ‘vuelos más allá de línea de vista’, BVLOS, por sus siglas en inglés (Beyond Visual Line of Sight). En estos vuelos, el piloto no se encuentra en las inmediaciones de la zona controlando el dron visualmente. Sino que pilota de forma remota a través de una plataforma donde recibe toda la información necesaria en tiempo real. En un futuro, este tipo de vuelos con drones serán los más habituales en la mayor parte de las operaciones. En el mundo del dron se las conoce comúnmente como «misiones».

Lo veremos con un ejemplo. Un caso de uso típico a futuro que se suele plantear al hablar de drones es el reparto de paquetería. En este caso, no tendría sentido que un piloto se tuviera que desplazar a las cercanías del punto de entrega. Lo lógico es que el dron 5G despegue desde el centro logístico, recorra varios kilómetros y realice el reparto mientras que un piloto supervisa la operación de forma remota. Este centro de control puede y seguramente esté situado a decenas de kilómetros. Incluso en otro país. Es un claro ejemplo de vuelo BVLOS.

Si lo pensamos, la mayor parte de las operaciones que actualmente se realizan en línea de vista y otros casos de uso que se están planteando a futuro, se realizarán mediante vuelos BVLOS. Un ejemplo de ello es el inventariado automático en un almacén, inspección de infraestructuras como carreteras o vías de tren, control de animales y cultivos, gestión del tráfico, seguridad perimetral, etc. Los drones 5G lo harán controlados en remoto o de forma autónoma.

Porque además, estos vuelos serán en su mayoría autónomos o semiautónomos. Es decir, que no habrá un piloto por operación. Un mismo piloto se encargará de supervisar la operación de varios vuelos simultáneos porque la mayoría seguirá órdenes configuradas previamente.

dron 5G
Dron expuesto en el centro de demos de Telefónica

Las características del 5G, fundamentales para los vuelos BVLOS

A continuación, veremos como las principales características de 5G cubren perfectamente las necesidades técnicas de los vuelos más allá de la línea de vista, BVLOS:

Baja latencia. La latencia es el retardo en las comunicaciones. El tiempo que tarda en llegar un dato desde que se envía hasta que lo recibe e interpreta el dispositivo destinatario. En este caso, el tiempo que tarda en llegar la orden desde el centro de control al dron 5G se reduce drásticamente.

Esta baja latencia nos permite controlar el dron de forma remota desde decenas de kilómetros pudiendo mandar órdenes al dron en tiempo real. Ya no es necesario que el piloto se encuentre en las inmediaciones de la zona de vuelo. Asimismo, es la baja latencia la que nos permite recibir imágenes, también en tiempo real, de la cámara de pilotaje necesarias para controlar el dron.

Conectividad. Los sistemas radiofrecuencia que se usan habitualmente para comunicar el dron y el mando de control tienen un alcance de centenares de metros o unos pocos kilómetros. A diferencia de estos sistemas, las redes móviles de los operadores proporcionan una cobertura continuada a través de centenares de kilómetros. Esto permite realizar operaciones de gran distancia de forma ininterrumpida como puede ser inspeccionar una vía de tren, por ejemplo.

Alto ancho de banda. La alta capacidad de transmisión de datos de 5G, especialmente en el enlace ascendente, desde el dron a la plataforma de control, nos habilita gran cantidad de usos. El dron puede estar equipado con diversas cámaras de alta calidad, sensores, LIDAR, etc. y transmitir toda esta información en tiempo real para ser procesada.

Edge Computing. El concepto de Edge Computing es el de acercar físicamente los servidores de procesado de los datos a la fuente que los genera para reducir aún más la latencia. En este caso, la fuente de datos son las cámaras y sensores embarcados en el dron y el procesado es la plataforma de control y visualización. Mediante Edge Computing podemos hacer analítica de vídeo y datos en tiempo real e incluso podemos poner parte de la inteligencia que actualmente está embarcada en el dron en el Edge, de forma que reducimos el peso y el consumo del dron aumentando así su autonomía.

Seguridad. El cifrado de las redes 5G es único y garantizado a través de la tarjeta SIM y las claves de usuario y operador incluidas en la misma. La seguridad es imprescindible en el uso de drones con vuelos BVLOS sobre todo al hacerlo sobre zonas críticas y pobladas.

Fiabilidad. A diferencia de las comunicaciones de radiofrecuencia que se usan habitualmente, las redes celulares hacen uso de espectro licenciado, esto quiere decir que está libre de interferencias de otros servicios radioeléctricos con lo cual se puede garantizar una calidad de servicio, imposible de garantizar mediante el uso de espectro no licenciado. Esto permite una alta fiabilidad tanto para el control del dron como para el envío de datos.

Si quieres saber algo más sobre el 5G, su cobertura y ventajas puedes visitar esta página. Si te interesan los drones 5G y los servicios que prestamos con ellos puedes descubrir más en la página de Telefónica Empresas.

Foto de portada Dose Media

RELACIONADOS