• 28/06/2022
  • Salud 
  • 3 min

Bienvenido el buen tiempo: llega la alergia al polen

Todos asociamos la llegada de la primavera con el buen tiempo, más horas de luz, la proximidad de las vacaciones de verano… Pero hay un grupo de población que también teme llegada de los dias con más sol, sin lluvia ni frio, porque se ve afectado por las molestias de la alergia al polen y a los ácaros.

Picor nasal y/o de los ojos, que están rojos y con lagrimeo constante; congestión nasal con mucosidad en forma de agua; estornudos… son los síntomas típicos que nos ayudan a reconocer una alergia primaveral.

Polen y ácaros

La alergia es la reacción exagerada del organismo ante una sustancia (alérgeno) que reconoce como perjudicial. En primavera, el principal alérgeno es el polen de algunas plantas (gramíneas, platanero, ciprés, olivo y artemisa), cuyos niveles aumentan si venimos de un invierno lluvioso que ha provocado mucha floración. Se estima que una de cada cinco personas estaría sensibilizada a algún tipo de polen. Como segundo alérgeno en importancia en primavera encontramos los ácaros del polvo que, si bien no son específicos de la primavera, sí es ahora cuando tienen la temperatura y humedad precisas para desarrollarse y, por tanto, agravan los síntomas de los alérgicos.

Foto: nikitabuida

Cómo tratar las alergias

Un correcto tratamiento pasa por conocer el alérgeno al que somos alérgicos y, muy importante, intentar evitarlo o, si no es posible del todo, como en el caso del polen y los ácaros, reducir la exposición al mismo para minimizar los síntomas.

El alergólogo también puede prescribir fármacos antihistamínicos, broncodilatadores, antiinflamatorios… y cuando lo considere indicado se puede recurrir a la inmunoterapia (prevención y control de la alergia mediante vacunas). Consiste en administrar pequeñas cantidades del alérgeno de forma creciente a un paciente para irle insensibilizándolo a esa sustancia, es decir, disminuir el número de síntomas de forma que su alergia mejore o desaparezca. La inmunoterapia se puede administrar de forma subcutánea (inyecciones) o de forma sublingual (bajo la lengua).

Medidas de prevención contra la alergia al polen

En caso de la típica alergia primaveral (al polen) es preciso informarse de las concentraciones de polen de la zona donde se vive y a partir de aquí tener en cuenta estas medidas:

  • Evita pasear por parques, jardines… sobre todo los días soleados y de viento pues aumenta la concentración de polen.
  • Sigue usando la mascarilla en exteriores, resultan muy útiles para protegerse del polen ambiental. También se recomiendan las gafas de sol.
  • Si vas en coche, hazlo con las ventanillas cerradas.
  • En casa, mantén las ventanas cerradas sobre todo de noche, y deshazte de las plantas susceptibles de provocar la alergia.
  • Ventilar a primera hora de la mañana.
  • Tender la ropa dentro de casa (para que no quede cubierta de polen en aquellas zonas donde hay exceso ambiental).
  • Evitar tener muebles y objetos en general que acumulen polvo. Moqueta, alfombras, grandes cortinas, tapizados, no son buena idea.
  • Es mejor si tus almohadas y colchones están fabricados con materiales sintéticos. También puedes usar fundas anti-ácaros para ellos.
  • Lavar la ropa de cama con frecuencia y con agua caliente.
  • Una buena opción es limpiar tu casa utilizando una mascarilla.

Movistar Salud te ayuda si tienes síntomas de alergia

¿Tienes síntomas de alergia? Con una simple llamada Movistar Salud te puede ayudar. Tienes a tu disposición un médico en menos de una hora, 24 horas 7 días a la semana.

RELACIONADOS

¿Sabes qué es el SAI de tu alarma?

El Sistema de Alimentación Ininterrumpida o SAI es una batería auxiliar que permite que ante un corte eléctrico tu alarma y router sigan funcionando. Es una de...

Las posibilidades del juego en la nube

Es muy probable que, de un tiempo a esta parte, hayas oído hablar muchas veces acerca de la nube, la red de servidores remotos...