• ROUTER 
  • 9 min

Historias de Telefónica: La Telefonía Rural (TRAC)

Aprovechando el nacimiento de la telefonía móvil analógica, MoviLine, Telefónica lanzó una propuesta técnica que permitía llevar el servicio de telefonía a zonas recónditas. Así surgió el servicio TRAC (Telefonía rural de acceso celular). 

Y es que, a finales del siglo XX, la tecnología de las telecomunicaciones estaba aún en sus inicios. No existían redes de fibra óptica, Internet era un servicio emergente y la telefonía móvil era un lujo para pocos.

Por otro lado, la telefonía fija no cubría todo el territorio, por lo que, en algunas zonas rurales, de difícil acceso, los habitantes no disponían de ningún servicio de comunicación, por lo que la compañía veía necesario ya, buscar la forma de que todos pudiéramos estar conectados.

¿Qué es la telefonía rural (TRAC)?

La Telefonía Rural es un servicio que permite a los ciudadanos que viven en zonas rurales tener acceso a la red telefónica, incluso en lugares donde no existe una red de comunicaciones terrestre por par de cobre.

El servicio TRAC (Telefonía Rural de Acceso Celular) de Telefónica, fue una solución tecnológica para proporcionar acceso a las comunicaciones en zonas rurales de difícil cobertura por cable. El objetivo, era la prestación de este servicio que, en aquella época, se consideraba básico.

Hoy día, el servicio se encuentra disponible en todo el territorio nacional, aunque se concentre en zonas remotas, como áreas montañosas, islas y zonas despobladas.

TRAC, es un servicio esencial para los habitantes de la España rural, que permite a los ciudadanos de estas zonas, comunicarse con el resto del mundo, acceder a Internet y utilizar servicios como, el correo electrónico, o la banca electrónica.

Sin embargo, TRAC también tiene algunas limitaciones ya que, al tratarse de un servicio de red inalámbrica, la calidad de la señal puede variar en función de las condiciones meteorológicas.

Historia del TRAC

La Telefonía Rural en España se remonta a los años 50, cuando el Gobierno comenzó a impulsar la instalación de líneas telefónicas en zonas rurales. En un principio, el servicio se prestaba a través de líneas analógicas, que eran menos eficientes y tenían un alcance menor que las líneas digitales.

La telefonía rural por acceso celular (TRAC), surgió en España con el fin de evitar los problemas que conllevaba la instalación de centrales de conmutación para muy pocos abonados en núcleos de población dispersos o muy pequeños.

Además, surgía una complejidad técnica, el tendido de cables telefónicos, enterrados o postes, en zonas de difícil acceso por su orografía.

La primera aproximación a la telefonía rural se produjo a finales de los 80, cuando Telettra Española en colaboración con los laboratorios de Telefónica, desarrolló una nueva facilidad de acceso vía radio VHF y UHF, a zonas en las que lo permitía la red de telefonía inalámbrica.

De esta forma, ubicando un número no muy alto de estaciones base, en puntos estratégicos, se consiguió dar servicio telefónico a pequeñas poblaciones.

Posteriormente, con el inicio de la telefonía móvil, se recurre al empleo de equipos celulares, que prestaban el servicio telefónico básico fijo, mediante telefonía celular. A comienzos de los años 90, Telefónica, en convenio con la Xunta de Galicia, dotó de servicio telefónico a las zonas rurales.

Se llevó a cabo a través de este sistema, TRAC, que no necesitaban cables, porque su funcionamiento dependía de las ondas de radio, y evitaba los problemas que conllevaba la instalación de centrales de conmutación y el tendido de cables telefónicos.

Con el objetivo de que en 1996 pudiera facilitarse el servicio telefónico a todos los españoles, en igualdad de condiciones e independientemente del lugar en donde residieran, durante 1992, se instalaron más de 7.000 teléfonos para atender la demanda en las zonas de mayor dispersión y menor densidad de población.

En abril de dicho 1992 , el entonces presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga, inauguraba en Monfero, en la comarca del Eume, el primer teléfono rural de Galicia. Tal y como recuerda Jaime González, ex director territorial y gran ideólogo de la puesta en marcha de este servicio,

la idea fue muy cuestionada en el seno de Telefónica”. “Nadie confiaba en ello, pero encontré un aliado en Estados Unidos, en la compañía Motorola, que se ofreció a construir un software para transformar tarifas y numeración de la reciente, en ese momento, telefonía móvil y darle la configuración de teléfono fijo”

En sus inicios, se realizó una prueba piloto en Galicia y Asturias. Tras la buena aceptación, se hizo una primera instalación masiva de 15.000 equipos en estas dos regiones. Posteriormente, el servicio se extendió a otras zonas rurales de España.

El servicio se empezó prestando con una centralita de la empresa Amper, denominada Licea 1, (Linea Celular de Abonado). Disponía de tecnología analógica, la cual se conectaba un teléfono fijo.

Con posterioridad y con el nacimiento de la telefonía digital GSM (Movistar), se fueron sustituyendo por equipos del mismo fabricante, (Licea 2000) o Ericsson. Estos cambiaron el acceso de red analógica, por otra digital con tarjeta SIM.

El sistema TRAC, tuvo una gran penetración en Galicia. A finales del 2002 ya disponía de 78.427 líneas, que suponían un 33% de las líneas TRAC del país.

Esto reflejaba como las dificultades de despliegue de red fija de acceso eran generalizadas en buena parte del territorio rural gallego, fundamentalmente, en las provincias de Ourense y Lugo.

En 1992, la penetración del servicio de telefonía fija en Galicia, apenas alcanzaba el 27%. Es decir, 73 de cada 100 gallegos, no disponían de teléfono fijo en sus domicilios. Una cifra muy alejada del 35% de la media nacional en aquella época.

La universalización del servicio tomó un impulso definitivo con el posterior Plan Operacional de Extensión del Servicio Telefónico al Medio Rural 1993-1996. Este fijó objetivos mucho más explícitos de expansión.

Entre 1990 y 1996, se aumentó el número de líneas instaladas en un 28,5 %. Esto supuso que el porcentaje de hogares españoles, con acceso al servicio, pasara del 71 % al 86 %.

Este rápido avance, fue posible gracias a la combinación de tecnologías tradicionales, con la telefonía móvil. Además, redujo considerablemente el coste de llegar a las poblaciones más inaccesibles.

A finales de los noventa, este crecimiento se moderó debido a la expansión de la telefonía móvil, que afectó, a las líneas de segundas residencias.

Por otro lado, en 1993 también se empezaron a comercializar las Redes Digitales de Servicios Integrados (RDSI). Estas líneas de banda ancha, fueron desplazadas más tarde por el cable y el ADSL.

El TRAC se ha convertido en el sistema de Telefonía Rural más utilizado en España, permitiendo que millones de ciudadanos tengan acceso a la comunicación telefónica.

En la actualidad ofrece cobertura a más de 200.000 hogares y empresas en España.

En los últimos años, Telefónica ha realizado inversiones para mejorar la calidad del servicio TRAC. La compañía ha sustituido las antiguas antenas, por otras más potentes, y ha desplegado nuevas redes de fibra óptica en zonas rurales.

Gracias a estas inversiones, TRAC se ha convertido en un servicio más fiable y asequible. Permite a los habitantes de la España rural disfrutar de las mismas oportunidades que los ciudadanos de las zonas urbanas.

¿Cómo funciona el sistema de telefonía rural? 

El funcionamiento del servicio TRAC era sencillo:

  • Se instalaba una caja en la vivienda del cliente, que incluía un teléfono móvil de coche modificado y una antena.
  • La caja se conectaba a una estación base de telefonía móvil analógica, cuya capacidad se ampliaba para dar servicio a los usuarios TRAC.

Un equipo TRAC, de la primera generación, era una caja de 25 x 40 x 30 cm. En su interior, se albergaba un transceptor de teléfono móvil de coche modificado, una antena de radio, una fuente de alimentación, una batería de 12 V y una tarjeta interfaz.

La apariencia de los equipos TRAC evolucionó con el tiempo. En la fotografía, se puede ver un equipo de la segunda generación (LICEA), que tenía un diseño más moderno.

LACIE Telefonia Rural

El TRAC utiliza la red de telefonía móvil para proporcionar servicio telefónico a zonas rurales. El sistema consta de dos elementos principales:

  • Un equipo TRAC: este equipo se instala en el domicilio del usuario y se conecta a una antena de alta ganancia.
  • Una estación base móvil: esta estación se encuentra en una zona con cobertura de la red móvil, y se conecta a la red telefónica pública.

El funcionamiento del TRAC es el siguiente:

  • Cuando un usuario del TRAC descuelga su teléfono fijo, el equipo convierte las señales analógicas del teléfono, en señales digitales. Estas son transmitidas a la estación base móvil.
  • La estación base móvil, recibe las señales del equipo TRAC y las retransmite a la red telefónica pública.
  • La red telefónica pública transmite las señales a la persona que está llamando.

Ventajas del TRAC:

  • Acceso a los servicios de telecomunicaciones en zonas rurales. TRAC permite a los habitantes de zonas rurales disfrutar de los servicios de voz, datos e Internet.
  • Mejora de la calidad de vida. TRAC facilita la comunicación con el resto del mundo, el acceso a la información y el uso de servicios digitales.
  • Fomento del desarrollo rural: TRAC contribuye al desarrollo económico y social de las zonas rurales.

Internet Radio

Cómo hemos visto, la Telefonía Rural de Acceso Celular (TRAC), es un conjunto de mecanismos para proveer línea telefónica a zonas rurales. Esto es posible a través de la red de telefonía digital de Movistar, donde no existe una red de distribución terrestre por par de cobre.

Internet Radio

Movistar Internet Radio es la última generación de Telefonía Rural por Acceso Celular. Este servicios, utiliza la tecnología 4G (hasta 20Mb), para proporcionar servicio telefónico y de datos a zonas rurales.

Internet Radio ofrece una serie de ventajas frente a los sistemas anteriores, como:

  • Mayor velocidad de transmisión de datos
  • Mayor cobertura
  • Menor coste de instalación y mantenimiento

Está siendo desplegado en toda España, y está permitiendo que las zonas rurales se beneficien de las últimas tecnologías de comunicación.

Movistar Internet Radio es tu opción para conectarte a Internet si en tu domicilio no tienes cobertura de ADSL o Fibra. Tendrás Internet en casa a través de 3G/4G (hasta 20Mb)

En definitiva, la Telefonía Rural es un servicio esencial para las zonas rurales. El TRAC y Movistar Internet Radio, han permitido que millones de ciudadanos tengan acceso a la comunicación telefónica y de datos. Un hecho que ha mejorado su calidad de vida.

RELACIONADOS

Pantallas en verano: ocio digital en familia

El uso de la tecnología como ocio es totalmente legítimo. Parece una obviedad decirlo porque los adultos estamos constantemente evadiéndonos de nuestros problemas y...