•  | 
  • ROUTER 
  • 6 min

Teletrabajo en casa: ¿qué velocidad de internet necesito?

Trabajar desde casa era algo prácticamente imposible hace unos años. Pero tras la pandemia hemos aprendido muchas cosas. Una de ellas es que nuestros ordenadores y la velocidad de internet de nuestras conexiones te permiten trabajar desde tu hogar con cierta comodidad. Sustituir la oficina por tu domicilio particular tan solo requiere de un buen equipo y el tipo de conexión adecuado. Una pregunta que puedes hacerte es, ¿debería aumentar la velocidad de Internet?

En España, la cobertura de banda ancha de 100 Mbps cubre al 88% de la población. Con ese ancho de banda es posible realizar videollamadas, enviar archivos a gran velocidad o llamar por teléfono a través de Internet mientras en otra habitación alguien juega online y/o ve contenido de Netflix o Movistar+. Todo de forma simultánea. Incluso pueden teletrabajar dos o más personas a la vez. Pero cada hogar es un mundo.

¿Qué necesidades tiene un puesto de trabajo a distancia? ¿Cuál es el tipo de conexión más adecuado? ¿La velocidad de Internet que tienes es la adecuada o deberías aumentar la velocidad de Internet contratada?

La banda ancha, tu mejor aliada

Empecemos por lo primero, el tipo de conexión. No siempre es posible elegir qué tipo de conexión vas a utilizar en tu hogar, ya sea en tu vivienda principal o en tu casa de vacaciones, lugar al que, al llegar el verano, se dirigen muchos teletrabajadores. Dependerá de si vives en un municipio de grandes dimensiones o en uno más reducido, cercano o alejado de la capital de provincia. De estos y otros factores dependerá que te encuentres entre el 88% de la población española con acceso a banda ancha de, al menos, 100 Mbps.

Aumentar velocidad internet

Movistar, por ejemplo, ofrece fibra simétrica de, al menos, 1 GB. Perfecto para un hogar conectado en el que se trabaja pero también se disfruta de otros servicios como televisión por Internet, juego online, etc. Elegir una opción u otra dependerá de cuántos sois en casa y del uso que hagáis de la conexión. En caso de no tener cobertura de fibra, Movistar te facilita conexión a Internet vía ADSL o Internet Radio. La velocidad de Internet con ADSL es de un máximo de 20 Mb. Y es que no todo va a ser teletrabajo en tu casa de verano, también tiene que haber tiempo para el ocio. Así pues, la fibra simétrica de Movistar es la mejor opción si eres un gamer de bien y quieres disfrutar de tus partidas online como se merecen.

Por otro lado, gracias a tu Router Movistar tienes conexión de banda ancha entre 1 GB y 600 Mbps a repartir entre todos los dispositivos conectados en tu hogar. Bien mediante Ethernet, con hasta cuatro entradas disponibles, o vía WiFi empleando dos puntos WiFi simultáneos. Uno de 5 GHz para obtener la máxima velocidad posible a cortas distancias y otro de 2,4 GHz para obtener la máxima cobertura sin importar desde qué parte de la casa te conectes. Además, puedes gestionar los dispositivos conectados a tu Router Movistar desde tu smartphone con la aplicación Smart WiFi.

Para hacernos una idea. Skype pide 128 Kbps para hacer una videollamada. Lo ideal es contar con, al menos, 300 Kbps. Para una videollamada en alta definición estés donde estés, lo ideal sería contar con una velocidad de Internet de entre 1’5 y 2 Mbps. Y en llamadas grupales, lo exigido es entre 4 Mbps y 8 Mbps.

Microsoft Teams nos pide 58 Kbps para llamadas de audio, 1’5 Mbps para videollamadas y 2’5 Mbps para videollamadas de grupo o reuniones. Y para que todo vaya como la seda, lo ideal sería contar con 4 Mbps. Todo esto es clave si teletrabajamos en nuestra segunda residencia, ya que las videollamadas forman parte esencial de la vida de alguien que trabaja en remoto.

Teniendo todo esto en cuenta, te puedes hacer una idea de las necesidades que requiere la conexión a Internet en tu segunda residencia. Y es que para teletrabajar, tanto en nuestro hogar como en nuestra casa de vacaciones, necesitaremos una conexión estable que nos permita trabajar con nuestra fluidez habitual.

Qué más afecta, o no, a la velocidad de Internet

Si cumples con estas cifras no deberías aumentar la velocidad de Internet contratada. Recuerda que desde Movistar puedes hacer pruebas y tests de velocidad de distintas maneras para testear tu Router Movistar y la fibra óptica instalada. Un problema que puedes encontrarte es que tu lugar de trabajo, dentro de tu domicilio, esté alejado del Router Movistar y no obtenga la señal adecuada. En ese caso, puedes optar por varias soluciones antes de aumentar la velocidad.

Otro elemento que afecta a la velocidad de Internet es la cantidad de dispositivos que tengas conectados y en funcionamiento en ese momento. Si sois varios en casa y todos hacéis uso de dispositivos conectados, el ancho de banda disponible para cada uno no será el mismo. Sin embargo, una buena organización de la agenda evitará este tipo de problemas.

Aumentar velocidad internet

Sin embargo, hay otros condicionantes que afectan a tu teletrabajo y que no siempre tienen que ver con tu velocidad de Internet. La principal, la VPN que emplee tu empresa para trabajar desde casa. Si la infraestructura no es la adecuada, por mucho ancho de banda que tengas, la velocidad de respuesta de la VPN no será satisfactoria si el problema parte de ahí. Seguridad a cambio de velocidad y/o comodidad.

Lo mismo ocurre si estás obligado a utilizar herramientas online internas. En función del despliegue técnico de tu empresa, es difícil que esté a la altura de gigantes como Google, Amazon o Apple que pueden ofrecer servicios y aplicaciones online que responden en cuestión de milisegundos.

Aumentar la velocidad de Internet es un buen recurso si vas a trabajar a distancia de manera simultánea con otras personas. También si tu trabajo exige un uso constante de Internet para, por ejemplo, enviar archivos de gran tamaño a alta velocidad, como lotes de imágenes, vídeos u otro tipo de archivos, estar conectado vía videollamada, etc. Para tareas menos exigentes como navegar por la web, utilizar aplicaciones online, enviar mensajes o correos electrónicos y un largo etcétera, las conexiones de banda ancha actuales, a partir de 100 Mbps, son suficientes.

Internet Segunda Residencia, tu mejor aliado

Las ventajas del teletrabajo son muchas y en época vacacional se añade una más: la posibilidad de trabajar desde cualquier sitio, razón por la que muchos optan por trasladarse a su casa de verano. Por eso, si te vas a tu segunda residencia a pasar el verano, necesitarás tener una conexión a internet que te garantice la velocidad de la que ya disfrutas en tu hogar habitual.

Si eres cliente de MiMovistar o Movistar Fusión no tienes que preocuparte buscando una nueva tarifa de internet, sino que para ti existe Internet Segunda Residencia. Lo tienes en dos modalidades: la básica te da una velocidad de internet de 10 Mb a través de fibra óptica por un coste de 16€ al mes, mientras que con Internet Segunda Residencia Plus tendrás 30 Mb de fibra simétrica por solo 22,00€ al mes. En ambos casos está incluida la cuota de línea y el router smart WiFi. Infórmate y contrátalo pinchando en este enlace.

Gracias a esto, podrás exprimir todas las ventajas que te ofrece el teletrabajo siendo respaldado por una conexión estable en todo momento y sin interrupciones. Y es que desde Movistar tenemos un objetivo claro con nuestros clientes: estar más conectados que nunca.

RELACIONADOS

Consejos para un verano ciberseguro

Llega el verano y, con él, las escapadas, el descanso, la desconexión, el cambio de rutinas… pero lo cierto es que cualquier cambio de...

Pantallas en verano: ocio digital en familia

El uso de la tecnología como ocio es totalmente legítimo. Parece una obviedad decirlo porque los adultos estamos constantemente evadiéndonos de nuestros problemas y...