redundancia de red

Qué es la ‘Redundancia de Red’ y por qué la de Movistar es la más fiable

Recientemente, se produjo una caída en la red en una de las Islas Canarias que afectó a todos los operadores excepto a Movistar. La razón detrás de eso fue que nuestra red dispone de un sistema de redundancia altamente fiable. Y es que Movistar, según la Asociación de Internautas, lidera la calidad en Banda Ancha Fija y Móvil con más de 9 puntos en cada segmento

Si no estás familiarizado con el concepto ‘redundancia de red’, no te preocupes. A continuación, vamos a explicar en qué consiste y en por qué la de Movistar es un elemento diferenciador.

¿Qué es la redundancia de red?

Son diversas las causas que pueden producir caídas de ciertos componentes de la red, provocadas por malos funcionamientos, falta de capacidad, fenómenos meteorológicos, fallos humanos, etc. Aunque es muy importante resaltar que una caída de uno o varios elementos de la red no tiene porqué tener efectos sobre los servicios que ofrecemos a nuestros clientes.

Aunque las caídas de red son testimoniales, siempre que existe una caída con afectación del servicio se revisan los planes de contingencia y se proponen mejoras para incrementar la robustez de la red.

Teniendo esto en cuenta, la redundancia de la red consiste en ofrecer alternativas que eviten en la medida de lo posible que el fallo en alguno de sus nodos repercuta en el servicio final al cliente. Desde Telefónica, consideramos que una red es redundante cuando no hay afectación de servicio al cliente ante un problema en la red.

La existencia de una red redundante es, como hemos visto, importante para el usuario, ya que, de esta forma, no le afectarán los posibles problemas que puedan surgir. 

Cómo invierte Movistar en la mejora de red

Telefónica diseña la arquitectura de sus servicios con una redundancia física mínima de N+1. Esto quiere decir que por cada nodo que montamos en la red, tenemos al menos uno adicional que podrá absorber el tráfico en caso de problemas. Para los elementos más críticos de la red nuestra redundancia es de N+2.

Además, tenemos una redundancia geográfica que nos permite repartir el tráfico entre los distintos nodos. De esta forma, se reducen los riesgos asociados a los problemas de un emplazamiento específico.

En el caso concreto del Núcleo, tenemos dividida la geografía española en tres grandes regiones (Norte, Sur y Este) con cuatro nodos redundados en cada una de las regiones que nos permiten dar el servicio a nuestros clientes con grandes garantías.

redundancia de red
Foto de Nmedia

Cómo la redundancia evita la congestión de red y las incidencias

Las redes redundadas, al requerir de nodos adicionales con capacidad suficiente para prestar los servicios en el caso de fallo en los nodos principales, son capaces de absorber tráfico cuando hay congestiones.

También son un factor muy importante ante ciertas incidencias, puesto que se puede aislar el nodo incidentado y gestionar el tráfico por el redundante.

Una parte importante de nuestras redes conmuta automáticamente con su nodo redundado ante la aparición de problemas evitando la pérdida de servicio. En todas aquellas soluciones de red en los que la tecnología nos lo permite, lo tenemos implementado de esta manera

Adicionalmente, hay factores que no tienen nada que ver con las incidencias en la red y que también puede llegar a afectar negativamente. Pensemos en situaciones críticas como fenómenos meteorológicos adversos, atentados terroristas, la propia pandemia de COVID-19, que provocan que el tráfico de las redes crezca de forma exponencial. Gracias a la redundancia y a tener esa capacidad excedente, los servicios se siguen ofreciendo con los mismos niveles de calidad y estos efectos quedan mitigados.

Es necesario señalar que los nodos y su capilaridad son imprescindibles para dar la calidad de servicios requerida y minimizar riesgos. La capilaridad nos permite repartir el tráfico, evitando congestiones y disminuyendo tiempos de conexión y latencias.

Por otra parte, el disponer de diversos nodos dimensionados para poder dar redundancia hacen que se minimice el impacto de tener alguno de ellos fuera de servicio por cuanto que el resto puede cursar su tráfico.

Cómo afecta la redundancia de red a la calidad de la conexión

La redundancia geográfica es importante para la calidad de la conexión porque disminuye los retardos producidos por el trasiego de las señales a través de la red y repercute en la mejora de la satisfacción del cliente.

Siempre y cuando se llegue con señal de fibra al domicilio correspondiente, la capilaridad de nuestra red hace que podamos proporcionar la misma calidad de red por nuestra solución de fibra en segunda residencia que la que tenemos en la primera.

Imagen destacada por Mmaxer

Botón Whatsapp Únete a nuestro canal de Whatsapp

RELACIONADOS