xbox series s
  •  | 
  • GAMING 
  • 4 min

¿Eres un verdadero gamer? Consigue una Xbox Series S a un precio único

¡Atención, amantes de los videojuegos! Descubre por qué esta consola de última generación es una opción insuperable para elevar tu experiencia de juego y averigua cómo conseguirla al mejor precio gracias a Movistar. ¡Sigue leyendo para no perderte nada!

Xbox Series S: una consola inigualable

La Xbox Series S se posiciona como una opción excepcional dentro de las consolas de última generación, destacando por su accesibilidad y su asequibilidad, sin llegar a comprometer sus prestaciones. Aunque se sitúa como la gama más asequible de Xbox, sus características de primer nivel la colocan en la vanguardia del mundillo gaming.

Especificaciones técnicas

La consola cuenta con un procesador AMD Ryzen Zen 2 personalizado de 7 nanómetros, funcionando a 3,6 GHz, lo que garantiza un rendimiento máximo y la posibilidad de renderizar la mayoría de los juegos a una impresionante resolución de 1.440p. Aquellos con una mayor carga gráfica se renderizarán a 1.080p. En juegos que lo permitan, los jugadores también podrán disfrutar de 120 FPS, experimentando una fluidez prácticamente inigualable. Además, con Xbox Series S se acabaron los tiempos de carga interminables, ya que también disfrutaremos de una velocidad increíble propia de la next-gen.

xbox series s

Además, incorpora la tecnología Quick Resume, permitiéndote cambiar de un juego a otro y regresar al juego anterior exactamente donde lo dejaste. Por otro lado, la Xbox Series S no solo mira hacia el futuro sino que también rinde homenaje al pasado con su impresionante retrocompatibilidad. Los jugadores tienen la libertad de revivir la magia de títulos de Xbox One, Xbox 360 e incluso algunos de la primera Xbox, proporcionando una experiencia nostálgica que va más allá de las fronteras generacionales.

También tenemos que hablar del mando de Xbox Series S. Por todos es sabido que los mandos creados por Microsoft son aquellos con los que cualquier gamer podría soñar. Responden muy bien, se adaptan perfectamente a las manos y son cómodos como ninguno. Justamente, en esta nueva generación se han vuelto a superar, creando el que, posiblemente es uno de los mandos más ergonómicos jamás fabricados.

Pero la grandeza de esta consola no se detiene ahí. El catálogo de juegos exclusivos de Xbox Series S es una carta de triunfo. Títulos como Starfield, Hi-Fi Rush y Forza Motorsport, entre muchos otros, son auténticas maravillas. Para aquellos que buscan aún más, la opción de suscribirse a Xbox Game Pass amplía el horizonte de posibilidades, ofreciendo acceso a una biblioteca impresionante de juegos.

¿Xbox Series S merece la pena?

La consola Xbox Series S es una opción muy interesante para aquellos que quieran dar el salto a la next-gen sin ir directamente a una Xbox Series X. Hace, además, un tándem perfecto con el Xbox Game Pass Ultimate: al ser únicamente digital tiene mucha sinergia con el servicio de suscripción, que te permitirá jugar a los mejores juegos de Xbox Series S por un módico precio al mes.

Una de sus ventajas, por ejemplo, es que es tremendamente compacta. En una generación marcada por el gran tamaño de las consolas, la Xbox Series S mide tan solo 27.5 centímetros de alto y 15,1 de ancho. Estas medidas corresponden a cuando la tienes puesta en vertical, una posición bastante cómoda por su diseño totalmente rectangular. Tampoco es especialmente gruesa, ya que solo tiene 6,5 centímetros.

Pero posiblemente te preguntes, ¿soporta el calor? Es normal, puesto que la disipación del calor se ha convertido en uno de los grandes retos de los dispositivos orientados al gaming, ya sean consolas o PC. Y reducir el tamaño no suele ser la mejor forma de solventarlo. Pero la Xbox Series S cumple con crecer: se han hecho pruebas y la temperatura máxima que alcanzó —unos 60 ºC— es muy similar a la de su hermana mayor.

El rendimiento en muchos videojuegos sí será ligeramente inferior que en Xbox Series X. Depende mucho de cómo lo hayan optimizados los desarrolladores, pero, por norma general, la diferencia suele centrarse en la resolución nativa o en elementos visuales muy concretos. Así que la Xbox Series S es una consola que merece la pena totalmente si quieres jugar a lo último con un rendimiento más que correcto y no te importa no poder comprar los juegos en físico. Además, cuenta con un precio más reducido que la Series X.

Botón Whatsapp Únete a nuestro canal de Whatsapp

RELACIONADOS